Castellano | Català RSS

A

Fachada de la Casa de la Villa
2002. Joan Brossa
 
Una A inclinada, primera letra del abecedario, puerta de entrada a la cultura y al conocimiento; A de Ayuntamiento, primera institución de la ciudad; A de afecto ... aquella A que tanto amaba Brossa porque, decía, era el símbolo más humano.
El 21 de diciembre de 1998 Joan Brossa firmaba el original de esta obra de arte, un inmenso mural que preside la nueva Casa de la Villa y que es un nuevo símbolo de la ciudad. Esta A une la modernidad de la nueva Casa de la Villa con la historia representada por un salmonete del escudo civil de la portada de la iglesia de 1498, y las olas de un sello municipal de 1771. Nueve días después de este acto, Brossa moría y el mural se inauguraba, junto con la nueva Casa Consistorial, el 9 de noviembre de 2002.
 
 

Arlequín

Pl. Joan Abelló
1996. Joan Abelló
 
Figura de bronce del conocido personaje de la farsa, provocador de risas, alegre y vivo, regalo del autor a la ciudad.

Cavall vermell

Parque del polígono industrial de la Farinera
2011. Diseño de J. Navas y Neus Solè
 
Escultura metálica de color rojo que simbolitza un caballo de papel  plegado. La escultura se sitúa en un extremo del parque dando carácter a todo el conjunto.

 

Estrats de la memòria. Homenaje a Jordi Solé Tura

Ayuntamiento (2a planta del edificio institucional)
2011. Ricard Vaccaro

Estratos de la memoria es una pieza escultórica dedicada a Jordi Solé Tura. En ella, el autor ha querido representar la fragilidad. Es una escultura que juega con una cierta transparencia (la figura de Solé Tura) y con la fragilidad (la enfermedad). Los múltiples vínculos que sus aportaciones intelectuales establecieron para el buen funcionamiento del país son estos pequeños hilos de cobre que rodean la pieza y van más allá del núcleo central, tal como lo han hecho sus pensamientos. 

Estructura molecular

Jardines del recinto de los Laboratorios Merk (polígono industrial de Can Magarola)
 
Estructura metálica gigante de una molécula, simbolizando el sector químico de la empresa.
 

Fuente modernista

Pl. Prat de la Riba
1983
 
Se inauguró en 1921. El autor fue Domènec Sugrañes, discípulo de Gaudí y que durante unos años trabajó en el Ayuntamiento de Mollet como arquitecto municipal. En aquella época, los vecinos y vecinas, como no tenían agua corriente, iban a llenar garrafas de agua.
En 1961 la Corporación presidida por el alcalde Francisco Llorens hizo derribar la fuente y reurbanizó la plaza; en su lugar se colocó un surtidor. En 1983, ya en democracia, la Asociación de Vecinos del Centro hizo una suscripción popular y la fuente se reconstruyó.
 

La Garriganga

C/ del Mercat
1996. Joan Abelló
 
Figura en bronce de una verdulera, representativa del campesinado catalán, donada a la ciudad por el autor y realizada a partir de un retrato de grandes dimensiones. Nacida en los años veinte, parece que la llamaban así porque su familia había venido de La Garriga. Vivía en Sant Fost, tenía un huerto y bajaba a vender las verduras y frutas de la temporada en Mollet. Se hizo un carro a su aire para bajar a Mollet a vender en la plaza, con una plataforma y dos ruedas pequeñas. No tenía bestia para tirar y lo hacía ella misma. Parece que llevaba pantalones.
Durante los años cuarenta hizo de modelo del artista Joan Abelló, que la inmortalizó en numerosas pinturas. La gran ilusión de la Garriganga -muy independiente y liberal- era ser artista. Esta mujer era popularmente conocida y querida por los molletenses. Con la inauguración del Mercado Municipal, también se inauguró esta escultura.
 

Gigante

Parque de Pau Casals (al lado de la calle Joan Brossa)
2003. Ramon Aumedes
 
Esta escultura cilíndrica de hierro oxidado tiene una altura de cinco metros y medio y simboliza la figura de un gigante. Una de sus características principales es que bascula y gira como si fueran las faldas de un gigante.
 
Ganadora entre nueve obras del concurso de esculturas, conmemora la designación de Mollet como la XVIII Ciutat Gegantera de Catalunya. Se inauguró el 3 de mayo de 2003 en medio de miles de personas y de cientos de gigantes llegados de todo el país, cuando la ciudad se convirtió en la capital mundial de la tradición gigantera.
 
 

Homenaje a Cesc Bas

Paseo de Cesc Bas (avenida de Rivoli)
1999. Josep Nogué
 
Pequeño bosque de columnas multicolores erigido en homenaje al artista molletense Francisco Bas Orodea (desde 1950 hasta 1994).
 
 
 

Homenaje a las víctimas de los bombardeos

Quatre Cantons, av. Burgos - av. Rafael Casanova (valla del parque de Can Mulà)
2009. Diseño de Josep M. Monpín
 
En recuerdo a las víctimas de los bombardeos fascistas de enero de 1938 y de 1939, que afectaron el centro de la ciudadad, conocidos como de los Quatre Cantons por el lugar donde más  afectaron. El año 2002 se colocó en la antigua valla del parque de Can Mulà una plancha metálica con los nombres de las víctimas de los bombardeos. Esta plancha, un elemento muy simple y bastante deteriorado, se retiró con las obras de renovación del parque y en su lugar se construyó la nueva escultura.
 
El monumento actual, en forma de estrella de acero corten, simboliza la valla del parque tal como quedaría deformada después de la caída de una bomba. Los elementos metálicos han sido deformados y destruidos parcialmente por el estallido y en el punto donde cayó la bomba, hay un árbol que simboliza el renacimiento de la vida después de la destrucción.
 

Joan Abelló

Colegio de Educación Infantil y Primaria Joan Abelló
1996. Joan Abelló
 
Representación en bronce del propio autor en actitud reflexiva, sobre un pedestal de adoquines de granito. La fachada principal de la escuela luce un gran mural de Joan Abelló, cuyo original fue pintado por el artista con motivo del 25 aniversario del centro escolar.
 
 

Lector de prensa

Rbla. Nova, c/ Antònia Canet
1993. Joaquim Camps
 
Figura en bronce a tamaño natural que representa un chico leyendo el periódico paseando y disfrutando de la ciudad. Muy querido en Mollet, a menudo en invierno gente anónima le coloca bufandas y a  veces le ponen periódicos o revistas para que cambie de lectura.
 

Menhir de Mollet

Hallado en el parque de las Pruneres
4000 - 3000 a. C.
 
Menhir de la época del Neolítico, entre 3.000 y 4.000 años aC descubierto durante la excavación de la obra de construcción del parque de las Pruneres. Sus grandes dimensiones (cinco metros de largo y seis toneladas de peso) hacen que se trate de un hallazgo arqueológico extraordinario en Cataluña. Expuesto de manera provisional en el parque de Can Mulà.
 

Mirando a Galicia

Pl. Padrón
2005.
 
Busto en bronce de Rosalía de Castro sobre un cubo de mármol de Porriño que hace de pedestal. La figura de la poetisa y escritora tiene la vista en dirección a Padrón. Fue un obsequio de la Xunta de Galicia
 

Monolito Mollet

Rotonda de la Vinyota (entre la calle Can Flaquer y la rambla Pompeu Fabra )
2008. Diseño de Josep M. Mompín

El monolito representa un hito que señala el punto de acceso a la ciudad, situado en un punto estratégico dentro de la rotonda. El nombre identifica el municipio y el símbolo M!!, utilizado como logotipo identificativo de la ciudad en aquel momento, se sitúa girado en la escultura dándole un cierto movimiento. Está rodeado de un conjunto de macetas de acero corten que dan continuidad a la rambla de Pompeu Fabra.

 

Monumento a Anselm Clavé

Rbla. Balmes, c/ Berenguer III
1965
 
Busto en bronce sobre pedestal de piedra en homenaje a Anselm Clavé, fundador de la Federación de Cors de Clavé, a la que adhirió la Coral El Clavell en 1931.
 

Monumento a Lluís Companys y los immolados por la libertad de Catalunya

Parque de Lluís Companys
1992. Artur Aldomà
 
Figura en bronce conmemorando la lucha del pueblo catalán por sus libertades durante la Guerra Civil
 

Monumento a las personas asesinadas en los campos nacis

Pl. Amical Mauthausen
1991. Joaquim Camps
 
Escultura de bronce sobre escalones de granito, especialmente dedicada a los cuatro molletenses que murieron en el campo de concentración de Mauthausen: Vicenç Bach, Pere Cuyàs, Joan Molins y Joan Tura.
 

Monumento al Milenario de Catalunya

Pl. Prat de la Riba
1988, Cesc Bas
 
Escultura hecha en hierro, en forma de paloma y con la inscripción Milenario de Cataluña. En 1988 se celebró el milenario de la independencia de Cataluña. La Asociación de Vecinos de la Zona Centro y el Casal Cultural encargaron al escultor que hiciera esta obra. El autor simplificó al máximo el mensaje para hacerlo comprensible y asequible a todos. Representa una paloma hecho en dos planos, como doblado, a la parte delantera está el jefe y detrás las plumas, en una forma que nos recuerda la bandera.
 

Monumento al Milenario de Mollet

Rbla. Nova, c/ Josep Maria Escarré
1993. Cesc Bas
 
Monolito de aluminio, hierro y piedra, alegórico de la evolución de Mollet durante los mil años de existencia, simbolizada en piedra granítica con la inscripción 993. Inaugurado el 7 de noviembre de 1993 en conmemoración de los mil años del primer documento histórico conocido donde se menciona el pueblo de Mollet. El monumento tiene dos bloques centrales hechos de aluminio fundido de forma que, unidos, forman una M (Mollet y también Milenario). De la piedra salen cuatro barras de acero cortén oxidado para dar sensación de antigüedad.
En la segunda cara encontramos un campesino vestido típico con la hoz en la cintura, junto a una torre que recuerda el campanario de la iglesia, en alusión a nuestro origen rural. En la tercera cara del monumento hay dos figuras con trajes modernos: una niña, símbolo de proyección de la ciudad hacia el futuro, sobresale del conjunto, en la esquina, entre el presente y el futuro. En la cuarta cara, hay una plancha de acero cortén oxidado y encima, cubriendo la parte superior, otra de acero inoxidable, símbolo de modernidad y el futuro.
 

Monumento a Mollet Ciutat Pubilla de la Sardana

Parque de Can Mulà
1992. Lluís Gueilburt
 
Conjunto en hierro y piedra artificial con leyenda en cobre forjado y bronce, recordando que en 1992 Mollet fue capital de la sardana.

Monumento al oficio del herrero

Pl. dels Ferrers
1997. Diseño de Xavier Rabal y Josep M Mompín
 
Elemento escultórico alegórico formado por dos yunques, antiguas herramientas de herrero, datadas de los años 1867 y 1912, que fueron adquiridas a la familia molletense que ejerció el oficio durante cuatro generaciones.

Monumento a Rafael Casanova

Av. Rafael Casanova, c/ Antònia Canet
1979. Cesc Bas
 
Bloque en hierro y piedra artificial con un busto parcial de Rafael Casanova, consejero jefe de Barcelona que defendió la ciudad en 1714 durante la Guerra de Sucesión. Se hace un homenaje institucional y ciudadano cada 11 de septiembre, Diada Nacional de Cataluña.
 

Monumento a todos los viejos del mundo

Rbla. Balmes
1995. Cesc Bas
 
Grupo escultórico de metal pulido y oxidado. Obra póstuma del autor, que fue terminada por sus colaboradores y financiada en gran parte con aportaciones populares.
 

La sombra del estilo

Rotonda del Calderí
1999. Alberto de Udaeta
 
Esta escultura contiene un poema, una tanka, de Miquel Martí  Pol, escrito expresamente para Mollet
 
 Soy cuando me miras,
 pero el vaivén del vivir
 yo te compases.
 Nada dura para siempre;
 recuérdalo cuando no me veas.
 Si me miras, piensa
 que el tiempo sólo es la sombra
 que te acompaña;
 yo sólo te lo recuerdo,
 tú haces vida vivida.
 
 

Pau Casals

Parque de Pau Casals (av. Burgos)
2005. Ricard Mira
 
Obra de hierro macizo, de barra cuadrada de 30 mm, de dos metros de altura, con tres manos de pintura de forja negra. Pesa 70 kilos. Está colocada sobre un pedestal de hormigón de 2 m de altura.
 
La escultura sigue el logotipo de la Banda de Jóvenes Músicos, que es la silueta de Pau Casals. Se inauguró en octubre de 2005 con motivo de la XXIV Encuentro de Bandas de Cataluña en Mollet, organizada por la Asociación Musical Pau Casals - Banda de Jóvenes Músicos.
 

El paso del Tiempo

2002. Serra-Vives-Cartagena
Plaz Major, frente a la Casa de la Vila
 
Una instalación-reloj mide el tiempo pasado desde su puesta en funcionamiento, en 1999, cuando el poeta Miquel Martí  Pol apretó el mecanismo que lo puso en marcha. La instalación cuenta el tiempo en segundos, equivalentes a latidos o impulsos. El tiempo, como nuestra vida, sale de dentro y huye hacia fuera, desde el fondo de la tierra hacia el infinito. Sin embargo, queda una huella de la vida, de nuestro paso: los números que vemos reflejados en la instalación.
 
 Al lado hay este poema de Miquel Martí Pol, hecho expresamente para nuestra ciudad:
 
 El tiempo que cuento
 tú lo rellenas de vida,
 hazla tan digna
 como sepas y puedas
 por tu bien y el de los demás.
 

Reloj solar

Rotonda de la Farinera, entre la ronda de la Farinera y la avenida Rafael Casanova
1996. Ángel Naval
 
Las dimensiones y la colocación en el suelo de este reloj solar lo hacen especial en su género, y que, como los demás, "sólo cuenta las horas serenas". La mejor visión se obtiene desde los miradores del parque de la Creueta, dedicado al mundo ferroviario.

Rotonda dels Bosc

Rotonda del Bosc, entre la calle del Bosc y la avenida Antoni Gaudí
2009
 
Elemento singular a la entrada de Mollet procedente de la A-7 que recoge varias imágenes que representan símbolos de la ciudad: Arlequín, iglesia de Gallecs, lector de prensa, A de Brossa y fuente de Prat de la Riba, todos ellos presididos por la M de Mollet encima. Este monumento resalta más por la noche cuando la luz situada en la parte interior ilumina los agujeros de la plancha y destacan los símbolos.
 

 

Rotonda del Hospital

Rotonda del Hospital, entre la ronda dels Pinetons y la calle Santa Perpetua 2010. Diseño de Pedro Vico

Las dos planchas enfrentadas y separadas conforman una M alegórica a la letra inicial del nombre de Mollet, que se aprecia cuando se circula por la ronda. Al mismo tiempo, las dos piezas separadas, enfocan y enmarcan el paisaje natural del parque de los Pinetons desde la calle de Santa Perpetua, invitando a adentrarse.
 

 

Roble del Milenario

Parque de Can Mulà
Plantado el 3 de Noviembre de 1993
 
Al pie de este roble, un bloque de piedra recuerda los inicios de la vida municipal de Mollet. El consejo municipal, constituido con Parets y Gallecs, se reunía durante los siglos XVI y XVII bajo unos robles conocidos como de Manent.
 

Santa María de Mollet

C/ Sant Oleguer
1962. Sebastià Badia Cerdà (Caldes de Montbui, 1916)
 
Escultura en piedra sobre un pedestal, tocando la iglesia de Sant Vicenç. Alrededor de la iglesia estaba la sacristía, espacio de treinta pasos a su alrededor, que acogía casas, huertos y el cementerio, y protegía a los lugareños en caso de ataques.
 
El monumento a María Santísima se bendijo e inauguró bajo la advocación de Reina de Mollet, como recuerdo de la Santa Misión que se predicó aquel año. La imagen es motivo de mucha veneración y el jardín que lo rodea está siempre lleno de ramos de flores y velas.

 
 
Plaza Mayor 1 (Casa de la Vila), 08100 Mollet del Vallés (Barcelona)
Tel. 93 571 95 00 | © 2018 - Ayuntamiento de Mollet del Vallés