Castellano | Català RSS

Parque de Les Pruneres

El parque de Les Pruneres, inaugurado el 27 noviembre de 2011, es una gran superficie verde de más de dos hectáreas, que se extiende como una alfombra sobre la antigua esplanada conocida como pla de les Pruneres, un espacio central donde se  habían ubicado varios edificios y equipamientos. El parque está urbanizado en parte sobre un aparcamiento subterráneo y tiene dos partes muy diferenciadas: una cubierta de césped y vegetación bastante frondosa y una área pavimentada, más pensada para el paseo y el desarrollo de actividades diversas.

El parque de Les Pruneres se caracteriza, sobre todo, por su condición de centralidad. El parque, además de servir a los barrios adyacentes a los cuales inevitablemente se orienta, forma un sistema unitario con el casco antiguo, la rambla de Balmes y el área de Can Mulà. Es un parque central, que se diferencia de un parque de barrio por formar parte de un sistema de elementos públicos que se refieren y se proyectan a toda la ciudad. Todo ello, configura la nueva centralidad de la ciudad de Mollet.
 
El proyecto de Les Pruneres ha sido realizado por el equipo de arquitectos Sierra, Vives y Cartagena,  en colaboración con los servicios técnicos municipales. El diseño del parque se basa en un gran espacio verde que resuelve la inevitable nostalgia de zonas naturales que sufren las áreas centrales de la ciudad.


 

 

 

El parque de Les Pruneres se desarrolla como un sistema articulado de elementos singulares que permiten la interacción de la ciudadanía con el parque, más allá del paseo y el ocio. Un gran arco-fuente de 11 metros de altura permite la relación de los usuarios con el agua en todas las formas: lluvia, nube, caída de agua, etc. Este arco-fuente, simboliza la puerta de entrada al parque e inicia un itinerario de elementos que sigue con el doble panel digital en medio del parque. Estas gran pantallas de leds son el verdadero escaparate de actividades para todas las entidades cívicas de Mollet. Este elemento será la pantalla anunciadora de los actos públicos que caracterizará y otorgará identidad al parque. En el parque se  ha instalado también una copia a escala del menhir de Mollet encontrado en este lugar durante la excavación del aparcamiento.

El color verde domina el grueso del parque. Sobre una topografía nueva, que recrea un cerro en uno de los extremos, se disfrutará de una panorámica general del parque y de su entorno desde un punto de vista diferente. El arbolado y las otras especies vegetales permiten visualizar las diferentes estaciones del año. Para el riego de la cobertura vegetal, se ha construido un gran depósito subterráneo que aprovecha la abundante agua freática del subsuelo, en coherencia con la necesaria sostenibilidad de todo el parque. Para garantizar el mínimo gasto y consumo de agua y energía, el sistema de riego utiliza la mejor tecnología disponible, como el control remoto de programación, los sensores de lluvia y viento o control de caudales.

Las plantas son uno de los principales elementos del Parque que, con los árboles, le confieren un carácter especial de naturaleza y acogida. Los árboles rodean el parque formando un envoltorio que, a medida que crezcan, permitirán al visitante casi aislarse del entorno más urbano. Los pinos, cedros, robles y encinas tienen un importante papel en este sentido, pero el parque cuenta también con otras especies que permitirán resaltar la primavera cuando florezcan los árboles del amor o los ciruelos y admirar en otoño las intensas coloraciones de fresnos, liquidambars, arces, robles americanos y gingkos, entre otros.

Los arbustos y las plantas tapizantes, bien sea formando líneas homogéneas o masas de colores, ayudan a distribuir vistas, recorridos y formar ámbitos de estancia. Varias especies de gramínias como el penisetum, miscanthus, nassela o carex y de plantas aromáticas como el romero juegan en el parque un papel relevante en este sentido. Una gran plantación geométrica de ciruelos de diferentes tipos se encuentra en el centro mismo del espacio de césped, a modo de homenaje a los árboles que configuran el nombre del parque del pla de les Pruneres.


 

 

 

Juegos infantiles
El parque dispone de una gran área de juegos infantiles formada por varios elementos que se encuentran separados según la edad de uso en dos ámbitos separados. Hay un espacio con juegos para niños hasta los seis años y otro con juegos por mayores de seis años. Finalmente, dentro del césped hay una grande tirolina con un recorrido de más de 20 metros.
 
Situación
En el centro de la ciudad, delimitado por las calles de Anselm Clavé, Ramón Casas y La Paz y la rambla Pompeu Fabra.
 
Servicios
Espacio de juego para niños de menos de 6 años, áreas de juegos, fuentes de agua potable, arco-fuente ornamental y pantallas de leds que muestran anuncios de actos, información pública de interés, etc. Hay un aparcamiento subterráneo de 540 plazas.
 
Esculturas
Réplica del menhir neolítico de Mollet, el original del cual se puede contemplar en el jardín literario del parque de Can Mulà.
 
Superficie
22.850 m² , sumados la calle de la Paz y el tramo de la rambla de Pompeu Fabra unido al parque.

Document relacionat

Document Més sobre el Parc de les Pruneres (163 KB) - pdf

Més informació

Horari d'estiu de les fonts

Plaza Mayor 1 (Casa de la Vila), 08100 Mollet del Vallés (Barcelona)
Tel. 93 571 95 00 | © 2018 - Ayuntamiento de Mollet del Vallés